sábado, 22 de septiembre de 2018

TITA MERELLO - DOCUMENTACIÓN

(Página en preparación)

Como en el caso de CARLOS GARDEL, existe una polémica sobre la verdadera nacionalidad de TITA MERELLO. De ambos existen documentos legales y documentos presuntos y, en ambos casos, las que resuelven la incógnita son sus fotografías de infancia.

En el caso de GARDEL, la comprobación de que la fotografía escolar en la que aparece cursando Primer Grado “C”, en la Escuela de Varones de Segundo Grado N° 27, de la calle Durazno 337 del barrio Palermo de Montevideo, determina de manera irrebatible que no pudo ser el mismo niño francés que cursó Primer Grado “B” en la Escuela de Niñas Nicolás Avellaneva años más tarde. Lo que confirma su origen ORIENTAL, tal como lo afirmara en toda la documentación legal tramitada en vida: nacido en TACUAREMBÓ, URUGUAY.

En el caso de TITA MERELLO, la fotografía en la que aparece con su madre y su medio hermano tomada alrededor de 1912, determina de manera irrebatible que no pudo ser la niña Ramona Blanquelina Meireles (*), nacida en San Ramón, Uruguay, en 1911, hija natural de María Meireles, lo que confirma su nacimiento en ARGENTINA.


Imposible fusión de TITA MERELLO con RAMONA BLANQUELINA MEIRELES
--------------------------------------
Fantasías de los vecinos de San Ramón, Uruguay

Javier Fasanello, vecino de San Ramón, con asombrosa ligereza, señaló a Montevideo Portal que "siempre se comentó que Tita había nacido en San Ramón, en la Costa del Tala, y que fue bautizada en la iglesia de San Ramón, con el apellido de Meireles".

Dijo también: "hay una casa donde ella vivió cuando chica y esto se confirma con una visita que hizo a San Ramón hace 25 años para buscar su fe de bautismo".
Sus afirmaciones no son sustentadas por prueba alguna, se basan en que “le dijeron que dijo”.
Pero lo peor es que también dijo que recordó a dos compañeros de escuela, entre ellos al `Tigre Tabárez´, un personaje del pueblo que murió con 100 años, que aseguraba que cuando iba a la escuela era novio de Tita".
¡Vaya invento, hasta novio compañero de escuela tuvo en San Ramón!
¡Y vaya ingenuidad de casi todo un pueblo!
Porque resulta que la misma TITA se cansó de repetir en innumerables entrevistas que Merello fue analfabeta hasta la década de 1920 debido a que jamás pudo concurrir a la escuela. De acuerdo a su testimonio, sólo era capaz de diferenciar la «a» de la «o» y con la ayuda de Simón Irigoyen Iriondo, quien le ofreció una educación elemental, aprendió a leer y escribir apoyándose en un diccionario.
Prefiero no opinar sobre la “información” que el diputado Daniel López Villalba dio a EL ESPECTADOR. Me da vergüenza ajena. No habría hecho ese papelón si solamente hubiera leído la biografía de Tita en Wikipedia.



-----------------------------------------------
CUANDO LOS DOCUMENTOS HABLAN...

ACTA DE NACIMIENTO DE TITA MERELLO:

Inscripta con el nombre ANA LAURA MERELLO. Su nacimiento fue anotado el día 13 de octubre de 1904, dos días después de ocurrido, por su padre Santiago MERELLO, soltero, argentino, de 30 años de edad, domiciliado en Defensa 175.
Le correspondió el N° 1602 del Tomo I, Sección 13, año 1904
·        Como anotaron mal su apellido MERELLI por MERELLO, en el margen izquierdo se especifica que corresponde al acta de reconocimiento hecho por su madre en 1908, en la que figura el apellido correcto: MERELLO. Este hecho le habría traído posteriormente inconvenientes para documentarse, hasta que, a su solicitud, es rectificado en 1949.
A pesar de que en el censo de 1895 Santiago Merello dice saber leer y escribir, presumo que sus conocimientos fueron muy elementales, razón por la que no habría notado el error en el apellido.

RECONOCIMIENTO DE SU MADRE

Algo más de 3 años después, el 27 de Enero de 1908, es reconocida por su madre, Ana GIANELLI o GANELLI (Los errores en las anotaciones eran comunes), de 23 años de edad, soltera, oriental, domiciliada en Independencia 665. Acta de reconocimiento N° 111, Tomo I, Sección 13, año 1908.


RECTIFICACIÓN DEL ACTA

El 4 de Enero de 1949, ANA JANELLI (apellido nuevamente mal escrito), ahora domiciliada en Martín García 919 (Barracas), obtiene la rectificación del Acta de ANA LAURA MERELLO solicitada 5 meses antes, donde se especifica que “el verdadero nombre y apellido de don SANTIAGO MERELLO es como queda dicho y no SANTIAGO MERELLI como por error aparece en la partida de reconocimiento de su hija LAURA ANA…”



CENSO NACIONAL DE 1895

Santiago Merello era cochero, nacido el 20 de julio de 1874, tenía una tía y una hermana llamadas LAURA, igual que Tita, según figura en el Censo Nacional de 1895.


ACTA DE BAUTISMO DE SANTIAGO MERELLO; PRIMOGÉNITO FALLECIDO DE PEQUEÑO

El Sr. Omar Doglio Vassallo​ indica que este SANTIAGO MERELLO nacido en 1867 fue un hijo de JOSÉ y de ANTONIA CERVETTO fallecido muy pequeño, ya que no aparece  en el Censo de 1895 y en cambio figura otro hijo de los mismos padres llama do también SANTIAGO MERELLO, cochero, con 21 años de edad, nacido por lo tanto en 1874, y su hermana LAURA con 26 años. Era costumbre dar a un hijo posterior  el mismo nombre del primogénito fallecido.



ACTA DE BAUTISMO DE SANTIAGO MERELLO; PADRE DE TITA

Agradezco al Sr. Omar Doglio Vassallo, que me hizo llegar el Acta de nacimiento de SANTIAGO MERELLO, PADRE DE TITA MERELLO; a quien sus padres,  JOSÉ MERELLO  y ANTONIA CERVETTO, ambos italianos, le dieron el mismo nombre que a otro hijo nacido varios antes, seguramente fallecido con muy pocos años de edad.
El padre de Tita nació el 1° de agosto de 1875. Aparece con 21 años de edad en el censo de 1895, de profesión cochero. 
Tenía una tía y una hermana llamadas LAURA, primero de los nombres dados a Tita, quien como segundo nombre llevaba el de su madre, ANA Gianelli.


DOCUMENTOS DE TITA MERELLO REGISTRADOS EN BRASIL



Tita y su medio hermano PASCUAL ANSELMI fueron siempre muy unidos. Estos documentos prueban que estuvieron juntos en Brasil en diciembre de 1961.
También es sabido que los decesos del Dr. FAVALORO y su medio hermano PASCUAL en julio de 2000 y octubre de 2002 respectivamente, deprimieron aún más a TITA
. En diciembre de 2002, fue diagnosticada con un cáncer de mama con metástasis cerebral pero decidió no someterse a tratamiento. Falleció a los 98 años de causas naturales, mientras dormía en la Nochebuena de 2002 en su habitación de la Fundación Favaloro.


-------------------------------------------------------------------
En varios de los personajes que encarnó: (la luchadora de Mercado de Abasto, la madre castradora y bravísima de Los isleros, su gran personaje de Filomena Marturano) se adivina a la verdadera Tita detrás de la actriz. También en los tangos que interpretó con sello personalísimo: “Si me gano el morfi diario / qué me importa el diccionario / ni el hablar con distinción / llevo un sello de nobleza / soy porteña de una pieza / tengo voz de bandoneón”, dejó dicho en Arrabalera. Por si quedaban dudas de quién era y cómo quería mostrarse ante propios y ajenos, se encargó de dejar escritos sus propios tangos, como Decime Dios.. dónde estás: “Le di la cara a la vida / y me la dejó marcada / En cada arruga que tengo / llevo una pena guardada (...) Decime, Dios, dónde estás, que me quiero arrodillar”. (Fuente: Karina Micheletto)


FOTOGRAFÍAS POCO CONOCIDAS DE TITA 






































La mamá de TITA en una publicidad de lavarropas




domingo, 1 de julio de 2018

lunes, 4 de julio de 2011

Carlos Gardel: El TELÉGRAFO - Paysandú

Publicado en el diario EL TELÉGRAFO de Paysandú 03/07/2011 - Nota del Arquitecto Rubens Stagno Oberti:

…… “ya que insiste, uruguayo nacido en Tacuarembó”, EL TELEGRAFO, 26 de octubre 1933.
Tomasa Leguisamo, la madre legal de Irineo Leguisamo, preguntada acerca de si Gardel era francés respondió: “¡Que va a ser francés! Gardel es de Tacuarembó. Lo llamaban Zorzalito, por Tambores siendo mozo”. Allí nació por 1900 este diminutivo del futuro “Zorzal” criollo.Al cumplirse 76 años de la muerte de Carlos Gardel, Martina Iñiguez, disertó sobre: “Carlitos, el hijo de Escayola, de Tacuarembó al Abasto”. Lo hizo en el Espacio Cultural “Al pie de la Muralla” un cálido local ubicado en la calle Bartolomé Mitre, de la ciudad Vieja de Montevideo, donde en un proceso de reforma, al comenzar el picado del revoque, fueron surgiendo las piedras de la antigua muralla.
Llevadas las piedras de aquel muro a su estado natural, hoy se presentan a la comunidad, como un ejemplo que hace a la cultura de la preservación.
Martina Iñiguez poetisa e investigadora argentina, emprendió hace unos años un camino espinoso, como lo es el de hurgar en los misterios que encierra la verdadera historia de Carlos Gardel, desarticulando el tan mentado origen francés del cantor.
A la documentación que conocemos y difundida desde 1960, en esta misma línea de investigación, por Erasmo Silva Cabrera (AVLIS), Nelson Bayardo, Eduardo Payssé Gonzalez, Ricardo Ostuni entre otros, esta noche del 24 de junio de 2011,Martina aportó a nuestro criterio pruebas irrefutables sobre las falsedades y contradicciones en que han caído los sostenedores del Gardel francés, pretendiendo identificar a Carlos Gardel con Charles Romuald Gardés, cuando en realidad se trata de dos personas con distintas madres biológicas y de distinta edad.

1- Carlos Gardel hijo del Coronel Carlos Escayola, Jefe Político de Tacuarembó, con su cuñada María Lelia Oliva, cuando ésta contaba con 13 años de edad. El año probable de nacimiento es 1884 en la segunda sección judicial de Tacuarembó, estancia Santa Blanca. El nacimiento es ocultado y el niño entregado para su crianza a la peona Manuela Bentos, Casco o Mora. Posteriormente fue entregado a Berta Gardés, una francesita amiga del Coronel “bastante agraciada y que trabajó en el cabaret La Rosada” en su pasaje por Tacuarembó, entre 1886 y 1890.

2-Charles Romuald Gardés, hijo de Berta Gardés con un tipógrafo casualmente llamado Romualdo López quien trabajaba en la imprenta de Clelio Oliva, cuñado de Carlos Escayola. En 1890, Berta Gardés, embarazada de Romualdo Lopez, lleva a Carlitos Gardel, que cuenta ya con alrededor de 6 años a Montevideo. Lo deja bajo la tutela del militar Pedro Oliva y sigue a Toulouse, para tener a su hijo verdadero, que nace el 10 de diciembre y es bautizado al día siguiente.

Tal vez la mayor hazaña en el proceso de las investigaciones iniciadas por Martina, haya sido lo que esta noche del día de San Juan junto a los restos de la muralla, nos expuso sobre la escuelita a la que asistió aquel niño que su madre adoptiva deja en el Barrio Sur al partir a Francia.A partir de una fotografía escolar que guardaba Berta Gardés, donde aparece un grupo de 56 niños varones que cursan 1er. Grado “C”, entre ellos Carlitos Gardel, contando con el apoyo de otros profesionales uruguayos, descubre que la escuelita es la No. 27 y estaba ubicada en la calle Durazno 337 de Montevideo, donde después se levantó el Teatro Astral (Centro Cultural Zhitlovsky).
Se encuentran los planos y se relacionan con el lugar donde fue tomada la foto. Habiendo total coincidencia en las proporciones, medidas, disposición de puertas, pasillo y claraboya que conforman aquel patio de la imagen.
En 1893 el niño habría sido retirado de dicha escuela para ser llevado a Buenos Aires, por Berta Gardés, quien habría recibido apoyo económico de los Escayola.
En tanto también Martina mostró fotos de la Escuela donde el niño Charles Romuald Gardés, cursó el 1er. año, unos 6 años después que Carlitos Gardel. Se trata de la Escuela Superior de niñas de la calle Talcahuano 678 de Buenos Aires, de carácter monumental, muy diferente en su aspecto físico –edilicio con aquella modesta escuelita montevideana.El niño francés cursó en otros colegios de la época y según consta egresó en 1904, a los 13 años del Colegio religioso San Estanislao, con muy buenas notas, un puntaje de 10, pero ninguno de sus maestros recuerda haberlo oído cantar. No se inscribió ni en los cursos optativos de teatro, ni en los de banda, ni en los de instrumentos musicales.
Impensable que se tratara de Carlos Gardel, como sin embargo lo dice una placa sospechosamente anónima colocada en uno de esos colegios, también colocada sospechosamente después de la muerte de Gardel.
En tanto Carlos Gardel, (lo dice EL DIARIO en 1933) fue detenido en 1904, por vagancia o fuga del hogar, declarando ser tipógrafo. Actividades tan disímiles descritas en un mismo año no pueden corresponder a una misma persona.

La rica exposición acompañada en pantalla con proyecciones de fotografías y documentos, comprendió varios aspectos de sólidos argumentos que no dejan dudas hoy día de la nacionalidad oriental del gran artista del canto rioplatense.
Ya sobre el final, le pregunté a Martina cuando vendría a Paysandú. Le comenté aquel reportaje de EL TELEGRAFO del 26 de octubre de 1933, cuando actuó en el Florencio Sánchez. Interrogado sobre su nacionalidad, Gardel responde al periodista: “Un artista, un hombre de ciencia, no tienen nacionalidad, un cantor tampoco, es de todos y sobre todo su patria es donde oye aplausos, pero ya que insiste, uruguayo, nacido en Tacuarembó”. Lo recoge el Arq. Nelson Bayardo, nuestro querido profesor y amigo de la Facultad de Arquitectura, como uno de los principales documentos para fundamentar su nacionalidad.
Lo conocía muy bien, así como también conocía muy bien la foto de aquel día tomada en el puerto. Foto que cuando construimos en 2005 el espacio en conmemoración de los 30 años del Puente Paysandú-Colón con apoyo de CARU, la secretaria general de la Intendencia de Paysandú, mi colega Arq. Helena Heinzen, en nombre de la Administración Municipal, amplió e hizo colocar en el mismo lugar donde había estado tomando mate, sentado en un perezoso, y que hoy es un punto de atracción para sanduceros y visitantes. Faltaría agregar otra foto mural similar de la página de EL TELEGRAFO, con aquel histórico reportaje.
Nos debemos una mayor presencia y conocimiento de estas historias, a las cuales no somos ajenos entre otros motivos porque Tambores, donde estaba ubicada la estancia donde “El zorzalito” nació, está en el límite entre Paysandú y Tacuarembó y porque la primera canción que grabó, era de un sanducero, el estilo “Sos el tirador plateado” del poeta Oscar Orozco. La misma se había publicado en la revista “El Fogón”, fundada por Juan “Torora” Escayola,(*) poeta y primo hermano de Gardel. Ambos homenajeados con bustos recordatorios en nuestra Plaza Artigas. Sin tampoco olvidar que la historia del tango tiene un referente muy importante, en Alfredo Eusebio Gobbi, hijo de inmigrantes italianos, nacido en Paysandú el 5 de febrero de 1877, en la calle Ituzaingó casi Piedras (hoy Carlos Albo), dado que fue quien llevó por primera vez el tango a París a principios del siglo XX.
Arq. Rubens Stagno Oberti


(*) Misterio, Insomnio y otras canciones criollas, grabadas por el poeta correntino Francisco Madariaga

"El tirador plateado", estilo, ver página 71

viernes, 23 de abril de 2010

GARDEL ES DEL MUNDO - Por Norber Heguy

.
Comparto totalmente las opiniones del señor Freddy González (*) en cuanto al criterio de establecer un ordenamiento metodológico en la investigación sobre la querella: origen de Gardel.
Es importantísima esa discriminación a la que él se refiere, diferenciando documentos oficiales de privados. Es fundamental y esclarecedora porque pone de relieve esa extraña priorización que siempre se hizo de la documentación privada (testaménto ológrafo) en detrimento de la documentación pública que en su mayoría contradice a la privada.

En el correr de las décadas, del siglo XX y siglo XXI, quienes se adhierieron a la tésis francesista inexorablemente, se remitieron unicamente a ese documento: el testamento ológrafo, sin tener en cuenta que en la casi totalidad de las declaraciones que hace Gardel en periódicos y entrevistas, afirmó ser uruguayo

Las contradicciones entre documentación pública y documentación privada, hacen que las segundas queden en clara desventaja con respecto a las primeras, poniéndo de relieve aspectos confusos del proceso sucesorio de sus bienes, así como de irregularidades en cuanto a las circunstancias en las cuales se llevó a cabo dicho proceso.

En síntesis diríamos que:
1) La discusión sobre el nacimiento de Gardel no surge de una rivalidad entre 2 países sino de la manipulación realizada en el proceso sucesorio.
2) La publicación en 1960 por parte del apoderado del cantor: Armando Defino de su libro "Carlos Gardel la verdad de una vida", no pretendió aclarar ninguna confusión sobre la nacionalidad del cantor, sino que simplemente constituyó por parte su autor, el acuso recibo de quien fuera artífice de un fraude.
3) Dicha publicación pretendió minimizar las investigaciones divulgadas por Avlis ese mismo año desde CX 36 "Radio Centenario" de Montevideo, desde sus artículos escritos en el diario "El País" periódico uruguayo y fundamentalmente los datos aportados en su libro “El gran desconocido”.
Defino no tenía porque escribir algo sobre Gardel. Sorprendentemente lo hace en el momento mismo en que comienza a destaparse la autoria de un fraude del cual él, es artífice intelectual.

En cuanto a la opinión pública, el origen francés de Gardel, como mentira repetida mil veces, para el gran público, se había convertió en verdad, Razzano en complicidad con Defino, luego de negociar con él, la venta de la herencia, se encargó de zanjar el problema, haciéndole escribir a García Gimenez una biografía que es editada en 1946 por editorial “Odeón” en la que se corrobora la nacionalidad francesa de Gardel.
Así se afianzó el ocultamiento durante décadas, la verdad sobre el origen oriental y en consecuencia la verdad sobre el mencionado affaire. Súmese a esto, que muchas personas allegadas al cantor, conocerían su origen y las circunstancias críticas de su nacimiento, posiblemente, por respeto, consideraron que debería silenciarse tal suceso. Esto alimentó el argumento francesista, favoreciendo por consiguiente el ocultamiento de la gran componenda. El tema se dilucida mediante un análisis de toda la documentación existente entre el momento en que se elabora la leyenda del Gardel francés, es decir inmediatamente de la muerte de Gardel y el momento en que Avlis comienza a investigar (1960).

Ahora, se trata de un imperativo de nuestro patrimonio cultural, Gardel es del mundo, como lo son los mas grandes artistas de la humanidad de modo que es derecho del mundo, de los franceses, de los uruguayos y de los argentinos, saber cual es el verdadero lugar de nacimiento: Tacuarembó, Uruguay.

(*) Freddy González Araujo

Desde mi punto de vista, hay dos posiciones porque se parte desde dos puntos de vista distintos, por lo tanto se arriban a conclusiones distintas.-

Tengamos en cuenta los documentos OFICIALES solicitados, firmados y usados en vida por el cantor; con la particularidad de que TODOS ELLOS fueron obtenidos FUERA de Uruguay, aunque el primero de ellos (su auto-inscripción del 8 de octubre de 1920) fue en el Consulado uruguayo en Buenos Aires.-

La escritura pública de compraventa otorgada el 30/10/1933 por la cual Gardel compró los 3 terrenos en La Mulata, que autorizó el Escribano Carlos Büsch Buero, declaró y firmó ser uruguayo, lo atestiguó don Armando Defino, nada menos, que de escrituras sabía el "oficio".

En los reportajes (al menos a los cuales he tenido acceso) SIEMPRE leí que declaraba ser uruguayo y de Tacuarembó.-

R eitero, una cosa es cuando Carlos Gardel vivía y hablaba por sí mismo y otra muy distinta es después de su muerte cuando OTROS hablan por él.-


He manejado exclusivamente documentos OFICIALES, porque el documento PRIVADO (Testamento ológrafo) simplemente lo analizo y emito una opinión NOTARIAL LAPIDARIA.-Y es éste precisamente el documento al cual se aferran algunos investigadores, (argentinos y uruguayos) a los franceses no los cuento porque no deben saber nada de estos problemas "sudacas"; salvo que se les vaya a buscar y se les ofrezcala posibilidad de ser el lugar de nacimiento del gran Carlos.-


Yo dejo planteada algunas dudas, por si alguien las quiere estudiar y/o contestar.-

I)- ¿Por qué algunos investigadores denominados "francesistas" (aunque no son franceses) desechan el análisis de los DOCUMENTOS PUBLICOS que usó en vida Carlos Gardel y se basan en un DOCUMENTO PRIVADO, (testamento ológrafo) que como todo testamento fue alegado despuès de la muerte del cantor?.-

II)-¿Por qué el Fiscal que debe haber intervenido en el proceso sucesorio, no preguntó quien era el padre del causante que era tan heredero como la madre, por mas que ésta hubiera sido instituída en el testamento (¿era hijo natural no reconocido por nadie?), si la persona a la que él RECONOCE COMO MADRE doña Berta Gardes lo había reconocido como hijo natural suyo, para qué la instituía heredera si ya lo era por Ley?.-

Lo normal es que los padres reconozcan a sus hijos, PERO NO QUE LOS HIJOS RECONOZCAN A SUS PADRES (ESTO DESDE EL PUNTO DE VISTA JURÍDICO NOTARIAL ES UN ABSURDO), sea en el caso de Gardel o de quien sea es un PRINCIPIO GENERAL del DERECHO.-

III)- ¿ Alguien sabe como firmaba Charles Romuald GARDES? otro ABSURDO es que en su PROPIO TESTAMENTO, haya firmado como "Carlos Gardel", que segun dice en su alegado testamento era un nombre de fantasía.-

IV)Alguien puede explicar como se obtuvieron documentos públicos (una escritura de compraventa de inmuebles incluída), libramiento de cheques bancarios; con un apodo, alias o nombre de fantasía?....este es otro ABSURDO JURIDICO.-


En un libro que edité en 2007 titulado ("CARGAR - LOSDEL"), hice un análisis de lo que es un testamento, y particularmente el contenido del tan manido testamento ológrafo, su forma, contenido, validez y eficacia jurídicos.-Ese proceso sucesorio por ser de "jurisdicción voluntaria", se presta a varias maniobras, que lo deben saber los juristas (abogados o escribanos); por eso apelo a la LEALTAD INTELECTUAL de los profesionales del Derecho que opinen sobre este tema.-

Por mas que haya "pasado" en los Juzgados, no debe pasar en la historia.-


Ah y por último, yo no digo que Carlos GARDEL era uruguayo y nacido en Tacuarembó, LO DIJO, LO DIVULGÓ y lo FIRMÓ ÉL MISMO, yo ni siquiera habìa nacido...........

Freddy González Araujo
************************************************
El libro CAR-GAR LOS-DEL, del escribano Freddy González Araujo, reafirma la legitimidad de la documentación del cantor Carlos Gardel, uruguayo, nacido en Tacuarembó y nacionalizado argentino, expedido por el Cónsul de la República Oriental del Uruguay en la Ciudad de Buenos Aires - República Argentina, el día 8 de octubre de 1920, en cumplimiento de lo dispuesto por la Ley 3030 de Organización del Cuerpo Consular de la República.
El Dr. Carlos Arezzo Posada, abogado, Presidente de la Fundación Carlos Gardel, en el prólogo del libro, después de decir que su autor, por su condición de notario, ha podido elaborar un razonamiento de corte jurídico, hacer un análisis honesto y manejar con un sano criterio la interpretación de la documentación pública y privada de Gardel, agrega: “Valoramos este aspecto, pues la seriedad empleada confronta con razonamientos rebuscados y distorsionados, como el empleado por autores de la tesis oficialista. –Un claro ejemplo de esa insistente y descalificada interpretación, surge nuevamente de un reciente libro: “Carlos Gardel, sus antecedentes franceses”, donde los autores (Ruffié, Esteban y Galopa) tratan de darle carácter provisorio al registro de nacionalidad de Gardel de 1920, en el Consulado Uruguayo de Buenos Aires, interpretando en forma erróneauna disposición del decreto reglamentario de la ley Nº 3030,confundiendo de ex profeso la norma habilitante para el registro de la nacionalidad, con el certificado que se expedía para justificar tal inscripción.- "
Cabe aclarar que ningún profesional del derecho con idoneidad acreditada para analizar el tema de la documentación uruguaya de Carlos Gardel, como lo son los Sres González Araujo y Arezo Posadas, avaló nunca con su firma las absurdas opiniones personales del Sr. Esteban.

martes, 30 de octubre de 2007

CARLOS GARDEL - Los viajes a Toulouse - Pruebas que no son pruebas

Sobre los viajes de Carlos Gardel a Toulouse, también se han tejido fantasías que vale la pena analizar. A menudo los defensores de la "historia oficial" los presentan afirmando que son una "prueba" del origen francés del cantor.
Con el mismo criterio se podría afirmar que los viajes de Gardel a Montevideo, que fueron mucho mucho más frecuentes, son una "prueba" de que es uruguayo.

Publicamos una carta sobre el tema enviada al investigador Ricardo Ostuni por "VERIDIQUE PRESSE SOCIETE" (VEPRESS), (nuevo nombre de la indefinida "agencia Noti-Tango") y su respuesta.


de VEPRESS agencianoti_tango@yahoo.com
fecha 28-oct-2007 9:
asunto: GARDEL - RAZZANO EN TOULOUSE
enviado por yahoo.com
"VERIDIQUE PRESSE SOCIETE"

Amigos: Hoy recordamos una antigua y decisiva página relacionada con la vida de "El Mago", a la cual cierto equivocado sector de historiadores gardelianos le han negado importancia, pero que marca claramente una prueba más de su origen francés y de la mendaz actitud asumida por su amigo "el Oriental" para posibilitarle obtener un documento falaz que le permitiera luego obtener la documentación argentina con la cual recorrió América y Europa.

Carlos Gardel y José Razzano en Toulouse

Alborea el año 1924 y Gardel- Razzano han intervenido en cuarenta funciones, cumpliendo su compromiso en España con la compañía De Rosas.
El dúo resuelve descansar y pasear. Ambos artistas tienen puestos sus ilusionados ojos en Francia. Los bolsillos les respaldan un viaje a lo grande. Han gastado dinero en España, pero ganaron mucho más. Y sus ganancias por derechos fonográficos han sido cuantiosas.
Cuando salen en la combinación internacional de trenes, rumbo a la tierra francesa, agitando los pañuelos desde las ventanillas, dejan en el andén español una legión de amigos... y se llevan un millón de francos.
Pasados los Pirineos, hay una parada obligatoria para los pasajeros a Francia. Pero nunca tan obligada para alguien, como para este pasajero que se llama Carlos Gardel.

La parada obligada es Toulouse, ciudad donde él nació y de la que partió a los tres años de edad para Buenos Aires.
Sólo tiene, por consiguiente, de su ciudad natal, las referencias que siempre le han llegado por boca de la madre, que todos los años se hace una escapada de tres o cuatro meses para ver a su viejita y a su hermano Jean. (Iba y volvía exclusivamente en el buque Massilia, cuya oficialidad guardaba deferentes consideraciones para la suave señora francesa, madre de un célebre cantor argentino, tan modesta a la vez, que jamás quiso viajar en primera clase...). La llegada de Gardel y Razzano a Toulouse coincide con una de las estadas de doña Berta en la ciudad provenzal del añejo prestigio romántico, que ampara el macizo pétreo de los Pirineos y arrullan las aguas parleras del río Garona.
Gardel vuelve por primera vez al sitio de su nacimiento y sus ojos ansiosos descubren primero a la figura adorada: -¡Mamá!... Y después abraza al tranquilo y afable señor que la acompaña.
¡Este debe ser el tío Jean!... Él es. Pero enseguida Gardel y Razzano reparan que hay muchas caras a su alrededor... ¿ Es posible?. Tenían entendido que la familia era tan corta...
Doña Berta sonríe ante las sorprendidas miradas de Carlos y José, que se ven rodeados de gente y más gente, y les explica, como pidiéndoles perdón por una curiosidad que ha despertado ella con su relato: - Son vecinos del lugar que me han acompañado a recibirlos...

El pueblo entero de Toulouse es el que se ha juntado en la estación, al pie de los estribos del expreso Midi, cuando resopla la locomotora contenida y rechinan los frenos del convoy. Por el pueblo entero ha pasado, de vecino en vecino, una mágica frase: -¿Savez vous? ¡ Aujourd’hui arrive Charles, le fils de madame Gardés!...

Cita de honor. Todos han ido a recibir a Carlos, el hijo de la señora Gardés, nacido allí y triunfador en América y España. Todos acompañan y cumplimentan a los dos cantores de las trovas del Nuevo Mundo, cuando pisan la tierra de los troveros seculares. Cruzan las calles de la pacífica ciudad, sobre losas antiguas y a la vera de muros de leyenda. -¿Cómo está la abuelita?- pregunta Carlos a la madre feliz, apoyada en su brazo. – Esperándote impaciente. Para tocar tu cara con sus manos, para oír tu voz, ya que el destino le ha negado el consuelo de verte ya hombre..... Al llegar a la casa, corre Carlos al sillón de aquella abuela de ochenta y ocho años, ya ciega. La abraza y la besa, de rodillas, desahogando un afán cariñoso que ha llenado su corazón ausente...
¡Dios sea bendito! Este es el nieto que salió de sus brazos pequeñito, paria inocente, bajo el signo de negra desventura, y le vuelve a los brazos ya hombre, afortunado, querido por tantas gentes de tantos países... Su otro hijo, Jean, cambia una empañada mirada con Razzano. Toma a éste del brazo y le lleva a recorrer la añosa y pulcra casita. Se les une pronto Berta, subiendo con ellos al piso alto por la crujiente escalera de recios maderos.
Abajo, Gardel ya ha sacado de adentro al muchachón que es, y le canta a la abuela una canción francesa que allá en Buenos Aires ha escuchado miles de veces a la madre:"De chiffon... fon... fon, / le petite marionette... / De chiffon... fon... fon, / dormant-tu rapide, c’est bon!!".

Sube Gardel al piso alto (1). El tío Jean abre los gruesos postigos de una ventana. Gardel se asoma desde allí a la tarde diáfana, al paisaje montañés, al caserío parejo y soñoliento. Por su mente cruzan visiones de luminarias y rumores de aplausos en tantos lugares del mundo. Y un girar infinito de ruedas de cera magnética, que llevan la voz triunfal a todas las lejanías... ¡Dios sea bendito! Cuando Él pone alas, se puede llegar a las alturas desde la más humilde cuna... o sin cuna. Desde la ventana, se llena el ámbito con la voz de Gardel que canta ahora: “Soy joven, pero en mi frente// llevo la luz del destino”.

CARLOS GARDEL Y SU ÉPOCA de Francisco García Jimenez según relatos de José Razzano.
es una atención de "VERIDIQUE PRESSE SOCIETE" (VEPRESS).

(1) Aquí hay un cambio muy conveniente a la historia oficial que no figura en la 1ª edición donde García Giménez dice:

"Doña Berta abre la puerta de una habitación. Hace entrar en ella a Razzano. -En este cuarto nació Carlos- le dice. El Tío Jean abre los gruesos postigos. Razzano se asoma..."

Como todos saben, Charles Romuald Gardes nació en el Hospital de La Grave.

---------------------------------------------------------

Respuesta de Ricardo Ostuni:

Estimados amigos:
Esta es, sin dudas, una buena página literaria, como todo lo que, en general, ha escrito don Paco García Jimenez. Presumo que nadie puede tomar a pie juntillas el párrafo que dice:
El pueblo entero de Toulouse es el que se ha juntado en la estación, al pie de los estribos del expreso Midi, cuando resopla la locomotora contenida y rechinan los frenos del convoy. Por el pueblo entero ha pasado, de vecino en vecino, una mágica frase: -¿Savez vous? ¡ Aujourd’hui arrive Charles, le fils de madame Gardés!... Cita de honor. Todos han ido a recibir a Carlos, el hijo de la señora Gardés, nacido allí y triunfador en América y España.

García Jimenez fue un escritor con mucho estilo e imaginación pero nunca pretendió exhibir rigor histórico. Así lo dice en el Prológo a la edición de 1946 pag 7 y sgtes:

"No se busque en estas páginas un formal estudio biográfico....Estan escritas en el ligero estilo de las gacetillas -y muchas veces con retazos de las gacetillas mismas...Si entre el anecdotario se ha deslizado un episodio que algún lector considere trivial quiera excusar buenamente al recopilador de recuerdos por esmerar tanto la tarea, en mérito a que lo ha hecho con el pensamiento puesto en el cariño del pueblo por su artista preferido."

Un cordial saludo:
Ricardo Ostuni

----------------------------------------------------

VEPRESS no especifica de que año es la edición de la que tomaron las referencias.

Reproducimos la página correspondiente de la primera edición del libro "Vida de carlos Gardel", cuando todavía no se la había "adaptado" a la "historia oficial"

En ella se menciona que Gardel tenía 4 años de edad al partir de Toulouse.

En realidad Charles Romuald gardes no tenía ni 3 ni 4 años de edad al llegar a Buenos Aires sino escasamente 2 años y tres meses.
El francesismo de Gardel sólo fue aceptado por Razzano después de haber obtenido los derechos de autor del cantor.
No hay una sola prueba de que haya dicho a Gardel francés antes de ese hecho. ¿Sugestivo, verdad?
Tampoco aceptó nunca que hubiera nacido en 1890.
¿Cómo se explica que "todo el pueblo" aclamara a un desertor?
Entonces, ¿en qué ocasiones fue mendaz Razzano? ¿Cuando salió de testigo de la orientalidad de su amigo o cuando si lo decía oriental corría el riesgo de perder sus derechos de autor?

No hay prueba alguna de que Gardel haya sido el niño que llegó de Francia con su madre en 1893.

-----------------------------------------------------------

Al respecto dice Pedro Cerdeña:

Quiero hacer un comentario sobre lo que dice Francisco García Jiménez con respecto a la ida de Gardel a Toulouse.
Aclaro que soy uruguayo y francés, y viví 4 años en Argentina. Resido en Francia desde hace muchos años.
Yo no soy quién para negar méritos al poeta y periodista García Jiménez.
Seguramente tuvo una muy buena intención al escribir ese texto, pero no todo lo que dice es histórico. Y con Gardel, lo que necesitamos es escribir la historia. Por eso me permito señalar varios errores que aparecen en el texto de este Señor, que le dan un gran lirismo, sin duda, pero que lo alejan de la realidad.

1) "Pasados los Pirineos, hay una parada obligatoria para los pasajeros a Francia. Pero nunca tan obligada para alguien, como para este pasajero que se llama Carlos Gardel.
La parada obligada es Toulouse..."

Salvo que el destino en Francia sea Toulouse, nadie pasa por ahí viniendo de España. Si se viaja de Madrid a París, se va por el lado atlántico (Bayonne, Bordeaux). Si se viene de Barcelona, se pasa contra el Mediterráneo, y luego se sube por el valle del Ródano.Los otros dos puntos de pasaje en tren que existen o han existido a través de los Pirineos, sólo fueron inaugurados en 1928 y 1929 y nunca sirvieron para desplazamientos rápidos de pasajeros.
Para poder AFIRMAR lo anterior, tuve que buscar en Internet cómo era la red ferroviaria francesa en esos años, los puntos de pasaje, el año de inaugurados, las características del tráfico en cada uno de ellos, las interconexiones a nivel de Narbonne y otras ciudades. HORAS buscando en páginas de la región, de la SNCF, y en los sitios de las federaciones de ex-empleados de la SNCF entre otras.

2) "en la ciudad provenzal del añejo prestigio romántico, que ampara el macizo pétreo de los Pirineos".
Ni Toulouse es una ciudad "provenzal" ni está amparada por ningún macizo pétreo, ya que está en el llano, y que las primeras estribaciones de los Pirineos están lejos.

3) "El pueblo entero de Toulouse es el que se ha juntado en la estación, al pie de los estribos del expreso Midi, cuando resopla la locomotora contenida y rechinan los frenos del convoy. Por el pueblo entero ha pasado, de vecino en vecino, una mágica frase:
-¿Savez vous? ¡ Aujourd’hui arrive Charles, le fils de madame Gardes!..."

¡Qué gentío! No debían caber en la estación! Porque Toulouse tiene en esa época cerca de 200.000 habitantes (150.000 en 1915 y 200.000 en 1930) Y qué conocida que es Doña Berta!...

4) "y le canta a la abuela una canción francesa que allá en Buenos Aires ha escuchado miles de veces a la madre:.” De chiffon...fon...fon,/ le petite marionette.../ De chiffon...fon...fon,/ dormant-tu rapide, c’est bon!!”.
La canción en cuestión sirve para entretener a los niños chicos (menos de 2 años). Se mueven las manos con los dedos abiertos diciendo: "Ainsi font, font, font, les petites marionettes. Ainsi font, font, font, trois petits tours et puis s'en vont", (Así hacen, hacen, hacen, las pequeñas marionetas. Así hacen, hacen, hacen, tres vueltitas y después se van) al mismo tiempo que se esconden las manos.
Gardel no debió escuchar mucho en Buenos Aires esa canción para bebés, y no lo veo, hombre hecho y derecho, cantarle esa idiotez a la abuela!

5) "Gardel se asoma desde allí a la tarde diáfana, al paisaje montañés, al caserío parejo y soñoliento"
Y seguimos con las montañas, difícilmente visibles desde Toulouse (la ciudad que tiene una buena vista sobre los Pirineos es Pau). Y por las dudas, le llama "caserío parejo y soñoliento" a una gran ciudad, con hermosos monumentos, con mucha actividad y con una gran industria, (entre otras, fábricas de armas).

Yo creo que el hecho histórico es que Gardel estuvo en Toulouse en 1924, con Razzano. Me parece evidente que Don García Jiménez no fue testigo de los hechos y Razzano, que acababa de hacerse de los derechos de autor de Gardel, contó una historia apta para ser publicitada.

------------------------------------------------

El Sr. Mario Azzarini Scoseria ha enviado el siguiente comentario:

En relación con los testimonios personales de Razzano, compañero de canto y aventuras de Gardel desde sus años mozos, contados a García Jimenez en una obra publicada en 1946, debo decir que no pueden ser tenidos en cuenta debido a la complicidad de Razzano en lo que fue la sucesión de los derechos autorales de Gardel que pasaron sucesivamente de Berta al albacea testamentario (y factotum del fraude) Armando Defino y de este a Razzano, haciendo “renunciamiento por monedas a favor de quien se había cobijado bajo el amparo y calor de Carlos y que lamentaba no tener otros medios de vida y una familia que mantener.”

El libro de García Jiménez, que leí varias veces en mi juventud contiene una serie de apreciaciones que sólo la poética y romántica imaginación del autor de Palomita Blanca puede emplear. Entre otras el encuentro de Gardel con su abuelita ciega en 1924 en Toulouse , en lo que es tal vez el episodio mas cursi de la obra: “Al llegar a la casa, corre Carlos al sillón de aquella abuela de ochenta y ocho años, ya ciega. La abraza y la besa, cien veces, de rodillas, desahogando un afán cariñoso que ha llenado su corazón ausente. Y al cuarteado rostro de la viejecita tolosana se asoma toda la luz que ha huído de sus ojos. Y las exangües manos atraen al nieto hacia sí...............La anciana enternecida rocía los oídos de Carlos con los pueriles mimos languedocianos. Su hija Berta, la que se engrandeció en la desdicha, solloza ahora de alegría. Su otro hijo, Jean cambia una empañada mirada con Razzano. Toma a éste del brazo y le lleva a recorrer la añosa y pulcra casita. Se les une pronto doña Berta....................abre la puerta de una habitación. Hace entrar en ella a Razzano. –En este cuarto nació Carlos - le dice.”

Si bien existe una tarjeta enviada por Razzano desde Toulouse a su familia en 1924, eso no indica que la tan “cariñosa familia” haya alojado a los dos cantantes. Es más, si los hubieran alojado, Razzano seguramente lo habría contado con lujo de detalles.
En segundo lugar Berta no pudo decir “En este cuarto nació Carlos” porque la partida de nacimiento de Charles Romuald lo atestigua como nacido en el Hospital de La Grave. Otro "error" que se le desliza a Razzano junto con el de la fecha de nacimiento de Gardel. Como es sabido Razzano no sólo le relata a García Jimenez la vida de Gardel haciéndolo nacer en 1887 sino que además atestigua tal fecha el 8 de octubre de 1920 ante el consulado uruguayo en la Argentina en circunstancias en que Gardel tramita su “Registro de Nacionalidad”.

---------------------------------------------------

Puede verse más información sobre las modificaciones introducidas al libro de García Giménez con el fin de adaptarlo a la "Historia Oficial" en:

Carlos Gardel - Diferencias entre los recuerdos de José Razzano y de Francisco García Giménez

http://www.geomundos.com/cultura/gardeloriental/carlos-gardel---diferencias-entre-los-recuerdos-de-jose-razzano-y-de-francisco-garcia-gimenez_doc_1712.html

Toda excusa es buena para los francesistas a la hora de "cambiar la historia".

En la página: http://www.gardelweb.com/Razzano_recuerda_a_Gardel.htm, bajo el título "Razzano: Sus recuerdos de Gardel", puede leerse la siguiente "nota aclaratoria":

"Del libro CARLOS GARDEL Y SU ÉPOCA, de Francisco García Jiménez (1976)La 1º edición data de 1946. Luego, en años inmediatos, se conocieron sucesivas reediciones, hasta que el rótulo de agotado prolongó un silencio inexplicable e inmerecidamente pertinaz con aquella primera biografía formal de Carlos Gardel (1) . Ahora, reelaborada y ampliada por su autor (2) , la biografía del zorzal criollo tiene, por fin, un destino justo: la edición definitiva, decantada por el tiempo, y además escrita por un amigo íntimo de Gardel y de su compañero artístico José Razzano, un poeta como García Jiménez, que tuvo el privilegio de ser interpretado en 18 composiciones por el mitológico y legendario Carlos Gardel. La vigencia de este libro está dada por sus propios protagonistas , y esa dura y dulce nostalgia a la que, dificílmente, podrán escapar aquellos que vivirán bajo el hechizo de una voz imposible de borrar desde cualquier distancia u olvido... Ediciones Corregidor, 1976.

(1)El silencio es perfectamente explicable: Razzano había comenzado a cobrar los derechos de autor de Carlos Gardel después de forzar a Defino a vendérselos por “un plato de lentejas”. Ya no le convenía insistir en demostrar que el cantor era varios años mayor que el hijo francés de Berta Gardes.

(2) El autor, Francisco García Jiménez , no es el dueño de los recuerdos, sino su modificador interesado.

Resultan también muy esclarecedoras dos páginas de la 1ª edición:

En la página 44 se menciona que Gardel tiene 24 años en 1911, cuando conoce a Razzano, porque Razzano "acomoda la fecha" a la que testificó en 1920. ¿Habrá conocido a Gardel en los últimos 20 días del año o sacó la cuenta de la edad teniendo solamente el año en cuenta?

Carlos Dedico relata como conoció a Gardel en 1904, (no en 1907, como se "acomoda" en las últimas ediciones) cuando Charles Romuald Gardes estaba pupilo en el Colegio San Estanislao. No menciona que llevara pantalones cortos. (recordemos que en esa época Charles Romuald Gardes tenía 13 años.)

Resumiendo:

Es natural que Gardel visitara a la familia de su madre adoptiva y llamara tíos a sus tíos adoptivos y abuelos a sus abuelos adoptivos.

También llamaba a Berta "mi viejita", además de llamar mis "queridos viejitos" a Anaïs Beaux y a Fortunato Muñiz.

De hecho Louis Carichou no era su abuelo biológico sino también un "abuelo adoptivo".

Gardel nunca se alojó en la casa de ninguno de sus cariñosos parientes ni se tomó una fotografía en su "casa natal"

Lo natural es que quien viaja a Europa desde Argentina, sin demasiados medios económicos que aseguren su subsistencia, sin importar la época, se preocupe por contactar a gente que podría ayudarlo en caso de necesidad. A Gardel además le era útil tener una dirección a donde mandar su correspondencia a Europa mientras estaba de gira.

En la página 130 del libro "Carlos Gardel, la verdad de una vida", Armando Defino reproduce un fragmento de carta de Berta Gardes donde dice:

"Toulouse, 20 de setiembre de 1934..., ...ha sido una gran alegría recibir toda la correspondencia que le mandara su querido amigo Defino, se puso a leerla enseguida que llegó a casa de Juan, a la mañana del 14 de setiembre porque fuimos a buscarlo con mi hermano ese día y almorzó con nosotros..."

Al respecto es muy interesante lo declarado por Antonio Sumaje, alguien que también estuvo con Gardel en Toulouse, a la revista "Aquí está" , en 1944, porque Gardel repite su rutina de ir a ver a los "parientes", recién al otro día de su llegada.

Revista Aquí está 1944

..."llegamos de noche a Tolosa, donde vivían los tíos de Gardel. Pero paramos en el Plaza Hotel, y él recién hizo su visita a los parientes al otro día. Tenía interés en verlos sobre todo por tratarse de hermanos de su madre. Él mismo había nacido en Tolosa, en una de sus tantas casitas, tal vez la misma donde vivían sus tíos ¿Pero Ud. cree que se preocupó de averiguarlo? No. Ni se acordó de que aquella era su ciudad natal. Cuando pensaba en su patria, siempre se acordaba instantáneamente de Buenos Aires, de la Argentina. Por eso no importa el detalle meramente ocasional del lugar donde naciera. Nacionalizado en nuestro país, habiendo residido en él desde muy pequeño, se sentía hondamente argentino, o, como dicen los uruguayos - que también lo disputan -, rioplatense...



jueves, 23 de agosto de 2007

MÁS SOBRE LA FOTOGRAFÍA DE CARLOS GARDEL EN BEAUX ARTS APARTMENTS DE NEW YORK

A la nota publicada anteriormente, es agregada ahora la nueva información.


En la página:


el investigador Juan Carlos Esteban publica una nota que arroja luz sobre una fotografía del cantor Carlos Gardel con el retrato de Berta Gardes, al demostrar, a través de una publicación en la revista “Élite” que no era un montaje fotográfico.

A los fines de la investigación, es una lástima que las revistas en general publiquen las fotos recortadas o retocadas (Reconozco que los motivos son en general, tendientes más a lograr una buena presentación que a distorsionar su contenido y lo encuentro válido), pero los investigadores debemos suplir con la imaginación lo que las imperfecciones de la imagen no brindan.

Es natural entonces que surjan malentendidos o malinterpretaciones con respecto a las mismas y comprensible que así como Bayardo atribuyó la fraguatura de la foto a la “Historia Oficial”, Esteban crea ver el retrato de Doña Berta, “sobre la misma repisa, a continuación del brazo de Tucci, muy borrosa...”.
Que el retrato de Berta no estuviera presente en la fotografía de Gardel con sus amigos podría deberse simplemente a que Gardel no la tuviera todavía en su poder.

En una carta de Carlos dirigida a Armando Defino, éste dice: "Recibí una foto de la vieja. Sin grupo, mamita es la "piba" más linda del mundo."
No encontré mención alguna sobre la fecha de esa carta. Presumo que se trata de la fotografía de Berta Gardes que aparece en la repisa sobre la que se apoya Gardel (foto de la derecha)

En la foto de la izquierda Berta confiesa tener 58 años, la foto de la derecha pudo muy bien ser de 1934, cuando Berta estaba por cumplir 69 años.
Luce, a modo de prendedor o broche, un pendentíf con brillantes que le regaló Carlos.
Según nota de Hector Rebasti, Carlos habría encargado la valiosa joya en la Casa Van Cleef de París en 1924.
http://elmorochodelabasto.blogspot.com/2010/04/gardel-y-el-pendentif-de-dona-berta.html
Creo que hay un error en la fecha, porque en 1924, Gardel no tenía los medios ni el tiempo para hacer tan valioso encargo a la afamada joyería.
Recordemos que recién debutó en París en 1928.
Gardel viajó a París con Armando Defino en diciembre de 1933. Es posible que haya encargado entonces el broche a la casa Van Cleef como regalo para Berta en su próximo cumpleaños. (14 de junio de 1934)
Posteriormente Gardel viajó a New York, se hospedó algún tiempo en el Waldorf Astoria, pero en marzo de 1934 se mudó al Beaux Arts Appartements.
Ese ha de haber sido el momento en que Carlos recibió la foto de su madre adoptiva, luciendo orgullosa el fastuoso regalo que le enviara la afamada joyería por encargo suyo,  fotografiándose a su vez con el retrato de ella.

Volviendo al hallazgo del Sr. Esteban, creo oportuno oponer la siguiente consideración, que el investigador pasó por alto, a los fines de dejar lo más claramente definida la historia de esta fotografía, la cual, por otra parte, no agrega ni quita nada a la definición del origen de Gardel:

El periodista Roberto Socas, autor de la nota que incluye las cinco fotografías tomadas por Francisco Alezones, que el diario La Nación publicó el 17 de junio de 1934, no publicó estas fotografías en La Nación de esa fecha ni tomó estas fotografías en el Hotel Middletowne de New York, sino en Beaux Arts Apartments.


Baste reproducir al respecto un fragmento del libro Carlos Gardel, su vida, su época” de Simon Collier, pág. 151:
“Mucho antes de esta emisión (de l 5 de marzo de 1934), la vida de Gardel se había asentado en una rutina. Se mudó del Waldorf-Astoria a un costoso apartamento con penthouse en los edificios Beaus Arts, en la calle Cuarenta y Cuatro Este...”
... "Castellano se alojó allí con Gardel. (Pettorossi, al no encontrar ocupación en New York, había regresado a la Argentina)...”
Pág 195:
... "A fuerza de trabajar con él en las emisiones radiales y en los filmes, Terig tucci se había familiarizado con el apartamento del cantor en Beaux Arts”...Pág. 198:
...“Una semana más tarde (el 17 de agosto) hubo una segunda emisión especial para la Argentina, trasmitida por la NBC y difundida por Radio Splendid”...
... "El pequeño equipo de Gardel comenzó a dispersarse. Castellano regresaba a la Argentina; Gardel viajaba por un breve período a Francia...”
... "Se marchó por siete semanas. Durante este período, Le Pera se fue del Beaux Arts y alquiló dos departamentos menos caros (uno para él, otro para Gardel) en el Hotel Middletowne de la calle Cuarenta y Ocho Este”...
Sería deseable que se publicara también la fecha exacta de la publicación de la revista Élite, para poder determinar si fue ésa la primera vez que se publicó la fotografía.

Dice el Sr. Esteban:
La dedicatoria de Gardel debe haber ocurrido, después de la filmación de "Tango Bar" -mayo de 1934- y el 28 de marzo de 1935 (¿?), en que comienza la gira sin retorno.

Creo que hay aquí un error porque Simon Collier , en la página 203, del libro mencionado anteriormente, dice:
El rodaje de la tercera y cuarta películas neoyorquinas, bajo la dirección de John Reinhardt, comenzó a principios del nuevo año (1935) y concluyó a fines de febrero. El primer filme era “El día que me quieras”, un vigoroso drama, y el segundo era “Tango bar”, una comedia ligera...”
Deduzcan uds cuando puede haber conocido Gardel a Estrellita del Regil.




Seguramente el intento de suicidio de la señorita del Regil, sí ocurrido en el Hotel Middletowne, generó la confusión con respecto al lugar donde había sido tomada la fotografía de Gardel con el retrato de Berta.

Vemos aquí la nota aparecida el jueves 27 de 1935 en el diario "El Debate" de Montevideo.



----------------------------------------



Solamente a título informativo incluyo las fotografías conocidas de Gardel en Beaux Arts Apartments de New York, , tal como aparecen en otras publicaciones.



Esta fotografía fue publicada en la revista Cantando del 28 de octubre de 1958. Corresponde a una serie de notas firmadas por Roberto Casinelli, quien evidentemente comete un error al afirmar que fue tomada en París.


Pero lo más curioso son las diferencias o retoques que presenta la fotografía con respecto a la siguiente, que fue publicada posteriormente en la misma revista en 1960. Ignoro cuales pueden haber sido las razones que hicieron aparecer el rectángulo negro a la izquierda de la foto.



Vemos de izquierda a derecha: Alberto Castellanos, Terig Tucci, Carlos Gardel y Horacio Pettorossi . La fotografía tiene evidentes retoques en color más claro.


La misma fotografía, pero de otra publicación de la que no se aclara el origen me fue enviada por la Sra Clara Koser, una entusiasta gardeliana, residente en Brooklyn, New York, a quien agradezco además sus correcciones. Me resulta llamativo que los mismos retoques aparezcan en publicaciones que seguramente son de diferentes países.
Pero lo mas interesante es una tercera fotografía, también enviada por Clara porque devela la parte oculta o modificada de la anterior y nos permite comprobar que la foto de Berta que el Sr. Esteban creía ver "sobre la misma repisa, a continuación del brazo de Tucci, muy borrosa", en realidad es una cortina. ¡Es notable comprobar como cada quién ve lo que quiere ver!

Se observa detrás de Pettorossi, la clásica decoración de estilo Art-Deco del edificio de Beaux Arts Apartments, apreciable también en la siguiente fotografía aparentemente no recortada de la siguiente publicación. (Revista "Cantando", 1960) De alguna manera, el periodista que hizo la nota, tuvo acceso a una fotografía más completa.


ººººººººººººººººººººººººººººººº

18 de Octubre de 2008


Finalmente, el Sr. Mauricio Geloz nos ha hecho llegar más información y una muy buena copia de la fotografía de Carlos Gardel en Beaux Arts Apartments, con Castellanos, Terig Tucci y Pettorossi en 1934:



Fue tomada en Beaux Arts Apartments, 310 East 44th Street de Nueva York, por el fotógrafo venezolano Francisco Alezones que tenía su estudio en 5ta Avenida 1220 y regresó a Caracas en 1937, llevando consigo los originales, entre los que se contaba la foto de Gardel con el retrato de Berta Gardes.
El investigador Juan Moreno Gómez confirma esta información:
El fotógrafo venezolano Frascisco Alezones, regresó a Caracas en 1937, montando su estudio en la esquina de Altagracia, donde yo vi por vez primera la foto grande tipo estudio (imagen 48). Alezones se mudo despues al a Urbanizacion Las Acacias y puso el estudio en su casa. Alli le visite y pude ver el juego de fotos que le habia hecho a Carlitos, en NY. Estaba ésa con la madre sin retoque alguno.

En resumen:
La entrevista fue hecha por el periodista Roberto Socas, para una nota que el diario La Nación publicó el 17 de junio de 1934, que incluía 5 fotografías. Entre ellas no estaba la de Gardel con el retrato de Berta Gardes, que sólo fue publicada después de la muerte del cantor.
Las fotos fueron tomadas en Beaux Arts Apartments, 310 East 44th Street de Nueva York, por el fotógrafo venezolano Francisco Alezones que tenía su estudio en 5ta Avenida 1220.